Entradas

¿Cuál es la edad adecuada para poner lentillas a tu hijo?

lents_de_contacte_nens_orto_kEsta pregunta, que a menudo se hacen muchos padres, se contesta rápido: cualquier edad es la buena. Hoy en día es posible fabricar lentillas de cualquier graduación con materiales bio-compatibles con la córnea. De hecho, incluso existen lentes de contacto para corregir la miopía durante la noche (Orto-K). Por este motivo la edad no es un problema. La decisión de poner lentillas a nuestros hijos, siempre que las necesiten, es una cuestión de motivación.

Deben tenerse en cuenta las motivaciones generales y las específicas. La general es que los niños, durante la infancia, desarrollan su orientación espacial a partir del sentido de la visión. Es importante detectar cualquier anomalía y corregirla con gafas o lentes de contacto. Pero las lentillas se adaptan más a sus actividades, ya que no tienen que quitárselas para, por ejemplo, jugar a algún deporte. Con su uso evitamos que el desarrollo de la orientación espacial se vea afectado.

Como motivaciones específicas, analizamos las ventajas según el diagnóstico del optometrista:

¿Qué ventajas tienen las lentillas para los niños respecto a las gafas?

  • Los niños que tienen una graduación alta: la imagen que perciben los niños en su cerebro a través de las gafas no es de tamaño real. Las lentillas evitan esta sensación permitiendo que vean una imagen más acorde con el mundo que les rodea.
  • Los que padecen hipermetropía: a menudo los niños hipermétropes miran por encima de las gafas ya que de lejos ven bien. Con las lentillas se evitaría esta actitud que muchas veces se convierte en costumbre y que puede derivar en problemas posteriores por hacer un mal uso de la graduación.
  • En el caso de los niños con miopía: usar lentillas evita la restricción del campo visual que supone llevar gafas. Aunque la restricción es mínima, las lentillas permiten ampliar el campo.

Lentes de contacto Orto-K: frenar la miopía de noche

Se trata de unas lentes de contacto que llevan a cabo la Terapia Corneal Refractiva (CRT), un tratamiento que, durante la noche, modifica la curvatura corneal y corrige la miopía. Durante el día ya no hará falta que lleven ni gafas ni lentillas. Por eso son ideales para los niños y jóvenes miopes, porque frenan el aumento de la miopía y cumplen todas las motivaciones anteriores. Están diseñadas para miopías de hasta -6.00 dioptrías y astigmatismo de hasta -1.75.

Terapia Visual para mejorar aprendizaje de tus hijos

Reeduca la visión de tus hijos con la terapia visual

Las habilidades visuales de nuestros hijos se desarrollan de una forma similar a como aprendemos a hablar o caminar. Es decir, también hay que aprender a ver para poder interpretar y comprender el mundo. De hecho, el 80% de la información que los niños reciben en el aula es a través de los ojos, pero tener una agudeza visual del 100% no garantiza una buena visión. La definición de una buena visión pasa no sólo por tener físicamente los ojos sanos, sino por saber identificar qué estamos viendo, procesarlo y entenderlo.

Por este motivo, unas gafas o lentillas no son la solución si el problema es de acomodación de la visión, de coordinación entre los ojos o de percepción del entorno, entre otros. Es aquí cuando la terapia visual nos permite solucionar el problema.

¿Qué es la terapia visual?

La terapia o entrenamiento visual es el conjunto de ejercicios específicos personalizados para reeducar la visión y hacerla más eficaz. Esto se consigue corrigiendo y mejorando las habilidades funcionales y perceptuales (link: https://bioptic.net/es/terapia-visual-2/ ). Los ejercicios evolucionan y varían en dificultad según avanza la terapia y se adaptan a los problemas y objetivos de cada niño.

¿En qué ayuda a nuestros hijos?

A partir de estos ejercicios los niños establecen nuevas conexiones o esquemas neuronales que les ayudarán a procesar correctamente la información visual. Todo aquello aprendido en la terapia lo podrán aplicar a su vida diaria, consiguiendo desarrollar un sistema visual resistente y eficaz sin esfuerzo. Sólo así podrán concentrarse en el fin y no en el camino: aprender en vez de estar pendientes de si ven bien o no.

¿Cómo podemos detectar que los niños necesitan terapia visual?

Si detectáis más de dos de estas conductas en vuestros hijos, se recomienda consultar al optometrista:

– Lee lentamente

– Comprensión lectora baja

– Usa el dedo para leer

– Cambia de orden letras y números

– Confunde derecha e izquierda

– Salta o repite líneas al leer

– Mueve la cabeza excesivamente al leer

– Ve borroso tanto de cerca como de lejos

– Se acerca demasiado a los libros

– Entrecierra los ojos cuando mira lejos

¿Cuánto tiempo hace que no revisáis la visión de vuestros hijos?